¿Acero o aluminio?

Ya sea en acero o en aluminio, las estructuras Geométrica son altamente resistentes a la corrosión.

El zinc es la manera más efectiva de proteger el acero y los tubos de acero de las estructuras Geométrica son siempre galvanizados. Para la mayoría de las estructuras expuestas el estándar de galvanizado de Geométrica tiene una vida útil hasta el primer mantenimiento de hasta por 40 años. En ambientes agresivos, tales como interiores húmedos o estructuras exteriores expuestas a la contaminación, se puede utilizar un Sistema Duplex de protección anti-corrosiva, el cual consiste en pintura horneada tipo electrostática en polvo sobre superficies de los componentes de acero galvanizado. Tubos, polines y arandelas serán galvanizados por inmersión caliente tanto en la superficie exterior como en la interior (ASTM A653 G-90, o equivalente). Este sistema provee una máxima protección anti-corrosiva y extiende la vida útil del acero galvanizado. Esta combinación de acabados ofrece protección catódica y protección de barrera para el acero.
 

Las estructuras de aluminio están disponibles para ambientes altamente corrosivos, tales como albercas (expuestas a gran cantidad de cloro), o estructuras construidas a menos de 50 m del océano (como las que se ofrecen con revestimiento interior en los puertos). El aluminio es naturalmente resistente a la corrosión y se puede dejar sin pintar. Al contacto con el aire forma una capa muy resistente de oxido de aluminio que detiene cualquier ataque posterior.

Las estructuras de aluminio de Geométrica también son anodizadas para controlar la apariencia del material a través de su larga vida. Geométrica ha construido los domos de aluminio más grandes del mundo.

Todas las estructuras de Geométrica también pueden ser pintadas con pintura de polvo o líquida en una gran variedad de colores.

¡Acero y Aluminio!

Todas las estructuras de acero galvanizado de Geométrica contienen algunos elementos de aluminio: los conectores. Esto atrae siempre la pregunta de si ambos materiales son compatibles o están sujetos a la corrosión galvánica. Por teoría, experimentos y práctica, estos dos materiales son definitivamente compatibles.

 

  1. La teoría predice que el Aluminio y el Acero galvanizado son compatibles. Estos materiales están adyacentes el uno al otro en la escala de galvanizado (Jones [1], pg. 169). La presencia del aluminio acoplado con el acero galvanizado incrementa la densidad actual (rango de corrosión) del zinc solo de 0.1% a 1% (el aluminio es el cátodo, o el lado protegido del par) (Jones [1], tabla 6.17, pag. 1894). Este incremento en el rango de corrosión del zinc es insignificante, y por lo tanto, el contacto entre el aluminio y el acero galvanizado no acelera significativamente la corrosión de ninguno de los dos materiales.
  2. Las pruebas confirman la teoría. Por ejemplo, Doyle y Wright [2] muestran que el grado de corrosión del aluminio no se incrementa al estar en contacto con el acero galvanizado. Ellos concluyen: el zinc es muy compatible con el aluminio en todos los ambientes, y en varios casos incluso mostrando que el aluminio estaba siendo protegido catódicamente por el zinc.
  3. Los códigos han incorporado estos resultados. Por ejemplo, la Asociación de Aluminio en su código estructural establece que no hay necesidad de separar o pintar las superficies de acero galvanizado que estén en contacto con el aluminio. (Manual de Diseño en Aluminio [3], pg. I-B-62)
  4. Muchas estructuras y componentes de Geométrica y de otros construidos en el último medio siglo atestiguan lo anterior. El revestimiento de aluminio es frecuentemente fijado a estructuras de acero galvanizado y muy a menudo se utilizan tornillos con recubrimiento de zinc.

La mayoría de las estructuras exteriores de tribunas en Norte América están hechas de estructura galvanizada en la que se fijan pisos o asientos de aluminio. Y también un número incontable de conectores Geométrica en servicio alrededor del mundo que están uniendo tubos de acero galvanizado exitosa y permanentemente.

Bibliografía

1] Jones, D., Principles and Prevention of Corrosion, Mcmillan, New York, 1992.
[2] Doyle, D.P. and Wright, T. E., "Quantitative Assessment of Atmospheric Galvanic Corrosion", Galvanic Corrosion, ASTM STP 978, H.P.Hack, Ed., American Society for Testing and Materials, Philadelphia, 1988, pg. 168.
[3] Aluminum Design Manual, The Aluminum Association, Washington D.C., 2000